Argentina Economía

Los beneficiados y los perjudicados  con el aumento del dólar

El dólar ha tenido un aumento en torno al 50%; más allá de generar desconfianza entre consumidores e inversores, también trajo nuevos escenarios que podrían resultar un tanto beneficioso para algunos sectores, al igual que mucho más complicado para otros.

Primero se debe empezar con los sectores que podrían resultar ganadores con este panorama y los primeros de estos sin duda son los hoteles, específicamente aquellos que cuentan con tarifas en dólares pero sus costos los asumen en pesos; esto se traduce que cobran mucho más por cada habitación pero no gastan al mismo ritmo; además que un peso devaluado atrae a mayores turistas extranjeros.

Los negocios de frontera también tienen su cuota de beneficio, ya los argentinos no cruzan las fronteras para comprar cosas más económicas, ahora la situación es al contrario y ya empiezan los visitantes extranjeros a comprar en los negocios que estaban a punto de irse a la quiebra.

El sector agropecuario se ve igualmente beneficiado, esto gracias a que tendrá menos retenciones, pero con un dólar que resulta más atractivo para poder liquidar la producción; con mayor cuota de dólares por parte del campo la recuperación económica podría llegar más rápido.

Los sectores como los textiles y el calzado se encuentran en la categoría de sensibles, si bien fueron de los más afectados en los últimos años ahora se suma que con un dólar mucho más alto deberán tener una protección natural en contra de los productos importados. Aunque como los argentinos podrán viajar menos, el consumo interno posiblemente aumente.

En el mismo renglón se ubica el sector construcción, aunque se calcula que los costos del metro cuadrado bajaron cerca de 30% en dólares, se debe esperar hasta que punto la inflación se come este descuento.

En tanto a los sectores que pierden, el turismo es el primero de ello, ya que a los argentinos se les hará muy difícil poder viajar al exterior, específicamente las agencias ven con preocupación el próximo verano.

Los importadores tampoco se ven muy librados; completamente achicado se verá esta área con el encarecimiento de compras en el exterior, la caída de consumo se verá reflejada de inmediato en los costos del consumidor.

El precio de la nafta seguirá creciendo por la razón de que el precio está librado y varía según el mercado del petróleo a nivel internacional y del tipo de cambio; por lo cual cada vez resultará más caro llenar el tanque del coche.


Redacción: EmpresarioArgentino.com