Argentina Economía

Tasa de interés se ubica en 40% para frenar alza del dólar

En un intento por frenar la escalada del dólar y todos los efectos que ello traería a la economía, el Gobierno decidió aumentar la tasa de interés en un 40%, colocándola como la más alta del mundo; seguida por Surinam con 25%, Venezuela con 21.7% y Haití con 20%.

Con esta medida tratan de atraer a los inversionistas extranjeros para que vengan al país a realizar inversiones en pesos y luego de un año cobrar esa ganancia de 40%, a los ojos de todos podría ser una gran alternativa; sin embargo, Argentina cuenta con la segunda inflación más alta del mundo, solo superada por Venezuela.

El fantasma de la devaluación no desaparece y eso genera un clima de confusión en torno a sí es rentable o no realizar estas inversiones.  

Fue la tercera subida de esta tasa que realizará el Gobierno en apenas una semana, según dijeron es con la intención de frenar la devaluación del peso que en los últimos diez días perdió 15% de su valor. Hasta ahora, la estrategia aplicada parece haber tenido éxito, al menos este lunes el dólar tuvo un comportamiento estable.

La estrategia de Macri desde que llegó al poder ha sido dinamizar la economía, para ello ha aplicado una serie de medidas que le permita reactivarla; pues según han dicho sus voceros la Argentina no puede seguir viviendo del préstamos.

Una de estas estrategias es la de aumentar las tasas de interés de manera que se pueda promover el ahorro y que la moneda sea atractiva para inversionistas extranjeros.  Hasta ahora parece ser efectiva; aunque han dicho que es transitoria los analistas prevén un panorama un tanto complicado en el momento en que decidan bajarla.

Más allá de los beneficios que pueda traer a las inversiones externas, ahora la pregunta es sobre el impacto que esto traerá sobre los argentinos que dependen del crédito para el desarrollo de sus actividades económicas, como las pequeñas y medianas empresas que concentran el 70% del empleo.

Esta tasa tan elevada puede ser causar un daño permanente, si se tiene en cuenta que deben también batallar con la inflación y los aumentos graduales en las tarifas de servicios públicos, por ahora solo queda esperar ver como esta nueva tasa puede afectar las otras.

Por ahora, solo queda esperar. Aunque recientemente la calificadora de riesgo Moodys ha dicho en un informe publicado que no se descarta que el Central en medio de endurecer aún más sus políticas económicas pueda volver a reajustar las tasas de interés.

Redacción: EmpresarioArgentino.com