Argentina Economía Noticias

Siguen los ajustes a las cifras de la inflación en Argentina

En el marco de la divulgación del Revelamiento de Expectativas de Mercado (REM) encuentra que realiza el BCRA entre más de 50 consultoras se pudo apreciar que el mercado continúa ajustando al alza las proyecciones en materia inflacionaria para este año, pues la meta pasó de 19,9% para 2018 a 20,3%.

Aunque el 20,3% está bastante lejos de la meta estipulada por el Gobierno de 15% es mucho más baja que el 24,8% registrados en el año 2017.

Según los analistas económicos en el año 2020 se espera que la inflación baje a niveles de 10%, un año más tarde de lo previsto por el Gobierno.

Por otra parte, las cifras del crecimiento económico también tuvieron un ajuste, igualmente a la baja, pasando de 2,7% a 2,5% como resultado de la intensa sequía que ha afectado ciertas zonas del país.

Aunque, aún con estos reajustes, de seguir así sería el tercer año consecutivo donde la economía crecería de manera favorable en Argentina, lo que traería como resultado una aceleración en la expansión económica para 2019.

En otro contexto, el presidente del Central, Federico Sturzenegger, estuvo presente en la quinta edición de la Expo EFI, donde aprovechó la oportunidad para referirse a la intervención que ha venido haciendo la entidad en el terreno de la cotización del dólar.

Y es que según el directivo, en 2016 se comenzó a recorrer un camino contra la inflación basado en metas con tipo de cambio flotante, lo que resultaba novedoso en el país, mismas que han traído como resultado la baja de la inflación núcleo interanual todos los meses entre junio de ese mismo año y febrero de 2018, por excepción de dos, pasando de 39,4% a 21,6%.

Igualmente, apuntó que este proceso fue acompañado por un crecimiento económico general de 4% y un aumento de 21% en términos de la inversión en el cuarto trimestre.

Por otra parte, reconoció que en el caso de la baja de la inflación, no ha sido tan lineal, por lo cual dijo que el órgano decidió intervenir y frenar la baja de tasas en enero, para luego continuar haciendo lo mismo en el mercado cambiario, con la intención de interrumpir esa dinámica en la política monetaria, misma que daba una lectura errónea del trabajo que se venía haciendo.

Según Sturzenegger, el tipo de cambio muestra las expectativas sobre la política monetaria a futuro, pues a su juicio una actitud más laxa significa mayor inflación y un cambio más depreciado.

Finalmente apuntó que los US$2 mil millones que ha desembolsó el Central, solamente en marzo, podrían ayudar a romper las expectativas tanto de la depreciación como la inflación, además de que ayudarían a la entidad a distinguir la visión de la política monetaria que predomina en el mercado.


Redacción: EmpresarioArgentino.com