Argentina Artículos Economía Noticias

Alquileres comerciales mantiene su tendencia a la baja

El valor promedio del metro cuadrado sigue retrocediendo su costo, cerrando en unos US$50, lo que apenas lo diferencia de los US$49 que se registraron en 2016, que hasta ahora es considerado como el más bajo desde el 2010, lo que permite mostrar un panorama general de los noveles de compras en el país.

Por ahora, las marcas están enfocadas en encontrar espacios mucho más reducidos y en zonas no tan demandadas como las avenidas tradicionales, sino por el contrario las calles perpendiculares, pues mucho más allá de las mejorías mostradas en algunos meses, debido a que los niveles de compras de los argentinos no se acrecienta y se mantiene estancado.

Igualmente, frente a un 2017 malo, todo parece indicar que el 2018 va a continuar por el mismo camino, pues según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) las ventas a nivel minoristas cerraron el mes de enero con tendencia a la baja.

La situación en general es bastante preocupante, pues los shoppings aunque vendieron un 20% más que en enero de 2016, el índice de precios de un periodo a otro fue de 25%, lo que implica números rojos para ese sector, aunque es mucho peor aún en los supermercados y tiendas de departamento.

según los analistas hay cerca de 7 mil metros cuadrados disponibles para el área comercial , es decir, unos 1650 más que el registrado en el primer semestre del 2017, lo que representa un 30% de aumento en la superficie ofrecida.

Actualmente, los comercios buscan superficies entre 80 y 120 metros cuadrados, dejando de lado los grandes espacios, pues además de que el consumo se encuentra bastante estancado, el formato exprés está en pleno auge. Igualmente la rotación de locales se ha mantenido como una tendencia, dejando atrás los tiempos donde los inquilinos podrían permanecer décadas en una misma ubicación.

Según especialistas, en el segundo semestre del 2017 la rotación alcanzó una tasa de casi 11%, destacando que las zonas con mayores índices son casualmente, las que antiguamente fueron de fuerte demanda y gran permanencia, como es el caso de las avenidas Santa Fe y Callao o Santa Fe y Pueyrredón donde la tasa se acerca a 14%.

Las únicas áreas que han mostrado respuestas positivas y alentadoras son las de las cervecerías, hamburgueserías y cafeterías, como en el caso de barrios como Palermo o Villa Urquiza donde el mayor movimiento comercial lo tienen las franquicias de comida, coincidiendo con el rubro gastronómico.

Por ahora, el tema principal sigue siendo la inflación, pues ésta ha evitado que los argentinos vuelvan a retomar esa costumbre consumista que les caracterizaba hace algunos años, razón por la cual el Gobierno está buscando la manera de poner un ancla salarial, que permita frenar la inflación.

De manera general, los analistas prevén que en 2018 el consumo no va a ser ningún motor para la economía, pero esperan que aunque el primer semestre sea complicado por los aumentos que afectan el poder adquisitivo, en la segunda mitad del año el nivel de compras mejore, aunque advierten que no será mucho.

Redacción: EmpresarioArgentino.com